BUSCAR

MALINAS, EL TESORO MEJOR ESCONDIDO DE FLANDES por Sergi Reboredo.

MALINAS, EL TESORO MEJOR ESCONDIDO DE FLANDES por Sergi Reboredo.
El tesoro mejor escondido de Flandes para ser descubierto en familia.

Malinas es un tesoro desconocido para muchos. Situada entre Amberes y Lovaina y a tan solo 11 minutos en tren directo desde el aeropuerto de Bruselas (www.b-rail.be) sorprende a todo aquel que la visita.

La historia cuenta, que en el siglo VIII, San Rumoldo, un misionero irlandés, llegó a Flandes y participó en la evangelización de Malinas. Fue entonces cuando la ciudad se convirtió en la capital religiosa del país. En esta tierra paso su infancia Carlos I de España y V de Alemania bajo la tutela de Margarita de Austria, que era la hermana de Felipe el hermoso. Bajo su regencia, Malinas se convirtió en la capital de los Países Bajos, que incluían en ese momento los territorios de los actuales Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, el Norte de Francia y una pequeña parte de Alemania. En esa época se construyeron elegantes edificios y las artes y las ciencias florecieron. Al morir Carlos V, los Países Bajos trasladaron la capital del reino a Bruselas.

Malinas, o como aquí la llaman Mechelen (que se pronuncia méjelen) es una ciudad compacta, ideal sobretodo para los que viajan en familia, pero también para aquellos que deseen disfrutar como niños. La ciudad cuenta con 300 monumentos protegidos, algunos de los cuales forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Se puede comenzar la visita a la ciudad por la Grote Markt, o lo que es lo mismo, la plaza mayor, en la que se ubica el ayuntamiento. Su fachada impresiona por sus impresionantes filigranas góticas. Si lo observábamos desde la plaza, a la derecha se ve el edificio del siglo XIV que originalmente fue lonja de paños. Debía haber tenido una torre, pero con la caída del comercio textil se acabo el dinero para las obras. Lo poco que se había construido de la torre se utilizó como prisión. La parte izquierda del Ayuntamiento, mucho más vistosa, se terminó en el siglo XX. De estructura rectangular, la plaza que lo alberga ofrece muchos espacios abiertos en los que pasear. Sus terrazas se llenan de gente los días sol para tomar el aperitivo y degustar una buena cerveza artesana. Los sábados, se celebra en este plaza un concurrido mercado al aire libre. En una de sus esquinas se alza una estatua de Margarita de Austria, regente de los Países Bajos entre 1507 y 1515, y no lejos —en Keizerstraat, 20—, su palacio, con un jardín renacentista.

Junto a la plaza y visible desde cualquier punto de la ciudad se eleva majestuosa la torre de Rumbold o San Rumoldo, un ejemplo de gótico brabantino o brabanzón y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Tiene una altura de casi 100 metros y cuenta con unas vistas increíbles de la ciudad, pero para llegar hasta lo más alto es necesario no desfallecer subiendo sus 513 peldaños. Los días despejados desde aquí es posible ver Amberes e incluso el Atomium de Bruselas. En el interior hay algunas obras maestras como su altar mayor, el coro, el púlpito y el Cristo en la Cruz de Van Dyck. También destaca su carrillón de 49 campanas.

«Junto a la plaza y visible desde cualquier punto de la ciudad se eleva majestuosa la torre de Rumbold o
San Rumoldo»

Ijzerenleen es la calle más animada y repleta de tiendas. Antiguamente pasaba por aquí un riachuelo al alrededor del cual se instalaba un mercado donde se vendía principalmente el pescado y en el que se instalaron unas barandillas de hierro. El riachuelo fue cubierto, pero las barandillas se conservan y a ellas debe su nombre la calle: Ijzer que significa hierro. También y como recuerdo de aquel mercado de pescado se han colocado unas pequeñas fuentes decoradas con peces. En esta calle, en el nº 28 no hay que perderse la tienda de quesos Kaasmuisje, una verdadera delicia al paladar. No muy lejos, en la misma calle, se ubica el Schepenhuis, un impresionante palacio que se levantó en el siglo XIII y que ha servido como sede del tribunal de los Paises Bajos, cárcel, museo, teatro y escuela de esgrima. En la actualidad es una galería de arte.

«Algo que encanta a niños y a no tan niños es un paseo en barca por el río Dijle»

Algo que encanta a niños y a no tan niños es un paseo en barca por el río Dijle. Una pasarela recorre su orilla desde Haverwerf hasta el jardín botánico. Un agradable paseo, utilizado sobretodo por parejas de enamorados. Desde Haverwerf, justo enfrente de la plaza Vismarkt, parten los cruceros que recorren el río a uno y otro costado. Desde el barco se pueden contemplar las impresionantes fachadas de los edificios adyacentes, que representan la importancia comercial que tenía la ciudad antes de que Amberes y su gran puerto le robaran todo el protagonismo. Aquí desembarcaba la mercancía de los barcos, sobretodo avena, lo cual dió nombre al lugar, Haverwerf. Malinas, en aquel momento tenía la exclusividad para negociar con este cereal. Hay tres casas del siglo XVII que destacan sobre el resto. La casa roja, conocida como La casa de San José ya que en la fachada hay un relieve del santo con el niño Jesús. La casa de madera, también llamada La casa de los diablillos, por los diablos que se pueden ver en las columnas, y la casa de color verde, a la que los lugareños se refieren como la de El pequeño paraíso por sus relieves con escenas del paraíso.

 

Los niños disfrutarán de lo lindo en el Museo del Juguete, aunque también podrán hacerlo los adultos rememorando su infancia, ya que este museo alberga una de las colecciones de juguetes más extensas de Europa. Su repertorio, ubicado en tres plantas, incluye piezas de todo el mundo y épocas pasadas, entre las que destacan la colección de casas de muñecas, una sección de trenes eléctricos y otra sobre circo y atracciones de feria. A los niños les suele gustar la sala con las recreaciones de Playmobil y Lego; sobretodo hacerse selfies con los lego de tamaño natural de R2D2, Darth Vader y Harry Potter.

Y para que no decaiga la emoción, lo mejor es continuar con una visita a Technopolis, una especie de museo de la ciencia para todas las edades en el que se puede ir en bicicleta sobre una cuerda, pilotar un avión, ser presentador del tiempo, e incluso imitar a Superman moviendo un coche con tu única fuerza, además de aprender jugando en los números experimentos y actividades interactivas preparadas para hacer pasar un rato agradable a pequeños y grandes.

Planckendael es mucho más que un zoo. Además de contar con fauna variada, puedes hacer un viaje alrededor del mundo y descubrir los cinco continentes, y salir de aventura con toda la familia. Se trata de una especie de zoológico interactivo en el que a la misma vez que avanzas por los diferentes senderos del parque viendo animales, puedes disfrutar de aventuras cruzando puentes colgantes entre los árboles, remando en balsas de madera, visitando antiguas estaciones de tren abandonadas y aprovechándote de una extensa zona verde, ideal para un buen picnic en un día soleado. Es el colofón perfecto para un viaje al corazón de Flandes.


CÓMO LLEGAR
Bruselas cuenta con dos aeropuertos de primer orden situados en Zaventem, a 13 km al noreste de la ciudad y en Charleroi, a 46 kilómetros al sureste de la capital. Ryanair, Vueling, Brussels Airlines, Iberia, Air Europa vuelan de manera directa desde varios aeropuertos españoles por unos 100€. Desde Bruselas se puede llegar en tren a Malinas en menos de media hora.

DONDE DORMIR
Martin’s Patershof Hotel. Karmelietenstraat 4, 2800 Malinas. El hotel más emblemático de la ciudad está emplazado en lo que fuera una antigua iglesia neogótica. Para ganarse el cielo, nada como pasar la noche en alguna de sus 56 confortables habitaciones, estilizadas y modernas en una atmósfera vanguardista con espíritu sacro. Sus ventanas son auténticas vidrieras decoradas con motivos religiosos.

DONDE COMER
Sense-Sations. En la oficina de turismo se pueden comprar unos cupones llamados Sensaciones al precio de 6€ que permiten probar degustar lo más destacado de la ciudad, desde una cerveza Gouden Carolus, patatas fritas, chocolate, pastel de manzana, galletas e incluso unas tapas de queso. El paquete también incluye descuentos para varias atracciones y monumentos.

MÁS INFORMACIÓN
Oficinas de Turismo de Flandes:
www.flandes.net
Turismo de Malinas
https://visit.mechelen.be/es

Compartir:

También te puede interesar

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
ACEPTAR

Aviso de cookies