¿Cómo disfrutar de las vacaciones sin perder la cintura?

En verano se cogen una media de 2.5 kilos debido a la relajación y a la falta de rutinas.

Toma nota de los mejores consejos para no llegar a septiembre con kilos no deseados.

Llega el momento de las deseadas vacaciones de verano. Las cogemos con muchísimas ganas, pero, también cogemos kilos y nos llevamos una media 2.5 kilos de más en la maleta de regreso a casa. “Nuestras rutinas no son las mismas que durante el resto del año, ni para dormir, ni para hacer ejercicio, ni para nuestros planes y por supuesto, tampoco para nuestra dieta. Ni comemos, ni bebemos igual. Todo esto influye en nuestra salud y en nuestro peso. Los horarios y las actividades cambian e interfieren en nuestro ritmo de vida. En verano,, aunque comemos menos, comemos peor y eso se traslada a la subida de cifra en la báscula” Indican los expertos en nutrición y planes de adelgazamiento de Lev Your Nutrition Expert.

Los españoles engordamos entre dos y tres kilos en verano, sobre todo cuando estamos de vacaciones. Para evitar llegar a septiembre con esos kilos de más nada deseados y difíciles de quitar, es muy importante incluir en la maleta veraniega unos consejos de rutinas saludables, sencillos, pero eficaces. “Tener claro las rutinas de cuidado adaptadas a la época estival y aplicarlas en nuestro día a día veraniego, es un arma infalible contra el sobrepeso”. Añaden desde Lev. ¡Toma nota!:

  • Planifica las comidas: Por mucho que sean vacaciones no tires la casa por la ventana con tu alimentación. Sí, los planes cambian y los horarios también, pero la dieta, si se planifica, se puede adaptar a estas nuevas rutinas más desajustadas. Planifica las comidas fuera de casa, las comidas sociales y las que son home made en casa o home made para comer fuera.
  • Anticípate: En los restaurantes mira la carta antes y así, sabrás lo que puedes comer previamente y evitarás tentaciones con hambre.
  • Prioriza calidad, siempre: En todos tus alimentos. En verduras y vegetales, en proteínas (carnes, pescados y huevos). Disfrutar de un buen producto hará que disfrutes cada ingesta. Elige productos de temporada. Una opción perfecta para poder disfrutar de un refrescante momento son las frutas y verduras de temporada (en gazpachos, en helados, en somoothies o simplemente la pieza entera). Elegir un snack saludable y evitar el picoteo insano es clave para no aumentar de peso.
  • Atención al picoteo veraniego: Es el talón de Aquiles de todos los que quieren cuidarse. Los cambios y desajustes en las rutinas y horarios, sumados al aumento de planes y salidas fuera de casa, hacen que los snacks puedan ser una tentación nada positiva que repercutirá en el aumento de kilos.
    • Saber elegir ese aperitivo adecuado es vital para que en septiembre no nos sintamos decepcionamos y desesperados por eliminar los kilos extra. Intenta llevarte snack saludables a tus planes veraniegos ( playas, excursiones, chiringuito, etc..) “Intenta comer alimentos saciantes y con alto contenido en fibra y en proteína. Una buena opción son los yogures líquidos proteicos, croissants o las barritas de Lev. También fruta o snacks salados, como los ricos nachos de Lev o sus snacks de jamón y queso, son productos proteicos que sacian enseguida, además que son muy cómodos de llevar a cualquier lado y están riquísimos. La elección de encurtidos, marisco o latas como berberechos o mejillones, son también buenos aperitivos” recomiendan los expertos. Son opciones saludables que evitan el efecto que hace el picoteo insano, como comer patatas fritas. “Cuando abres una bolsa de patatas fritas, todos sabemos que no es una sólo una patata la que comemos. Su efecto hace que no podamos parar.” Añaden desde Lev.
  • Ansiedad, puedo contigo. Está probado que los momentos de ansiedad duran 20 minutos. Si lo sabes, aguanta, todo pasa y vuelve la razón, donde en lugar de picar, comer lo primero que pillamos y coger una bolsa de patatas fritas, tu elección podrá ser un trozo de sandía fresquito o un snack saludable.
  • Disfruta de las sobremesas: Si sabemos que el celebro necesita de unos 20 minutos para conseguir la sensación de saciedad, intenta masticar despacio en todas las ingestas, ya que masticando lentamente te saciarás antes y comerás menos cantidad. Aprovecha las largas sobremesas de las vacaciones, uno de los grandes placeres en esta época.
  • Aliados que sacian. En tu bolso de verano debes incluir unos aliados saciantes cuando estemos fuera de casa. El BOOST ELIXIR del método Lev es un complejo natural de fibras naturales. Perfecto para controlar el apetito y para controlar la absorción de azúcar y grasa, disminuyendo el hambre a lo largo del día..
  • Come poco y más. Realiza más cantidad de ingestas, más frecuentes y más pequeñas. Por ejemplo, 3 horas antes de una comida importante. Llegarás con mucha menos ansiedad y menos hambre y disfrutarás así de tu elección de comida saludable.
  • Playa o montaña, también en la mesa. Aprovecha los productos de temporada del lugar donde estés disfrutando de tus vacaciones. Los productos locales y frescos saludables, son opciones perfectas para disfrutar de una dieta sana y variada mientras se descubre la oferta gastronómica de nuestro lugar elegido ( un pescado recién pescado, una buena carne o una verdura típica cocinada al estilo local, son ejemplos para cuidarnos mientras disfrutamos del menú).
  • Un toque de diversión.  Evitar la monotonía no sólo debemos hacerlo con nuevos planes, nuestra alimentación veraniega también debe tener ese toque de diversión y originalidad. Platos refrescantes y diferentes son opciones perfectas para no aburrirse en la mesa. Variedad en los productos, ensaladas de muchas combinaciones, helados hechos con frutas naturales, smoothies de mil variedades de frutas y verduras, gazpachos y cremas… en verano, un mundo de color y posibilidades alrededor de la comida saludable te espera ¡aprovéchalo!
  • El ejercicio es clave. Busca opciones que se adapten a tus rutinas veraniegas. Puede que no tengamos el gimnasio al lado o que las clases de pádel las tengamos paradas, pero existen muchas opciones para seguir con nuestra actividad física en vacaciones: deportes de verano, caminar por la playa, paseo en bici con la familia,  buenos planes para quemar calorías y sumar endorfinas.
  • Hidratarse a menudo. El agua es  la mejor opción para hidratarse en verano. Es la bebida que realmente quita la sed y la menos calórica. Evita zumos azucarados y refrescos calóricos y, por supuesto, la ingesta de alcohol, ya que, al contrario de lo que pueda pensarse, favorece la deshidratación y puede incrementar el riesgo de golpe de calor y provocar insomnio por la noche.
  • No a los cambios de rutinas bruscos. Es cierto que nuestros horarios cambian en verano, pero ten en cuenta que:
    • No debes eliminar el desayuno, aunque te levantes tarde
    • Haz 5 comidas al día. Comiendo snacks saludables y evitando comidas copiosas, sobre todo en la cena.
  • No alteres tu sueño: Evitar comidas tardías, pesadas o abundantes, ayudarán a tu descanso.
  • Disfruta y recarga pilas. El verano es una época de disfrute, de relax y de aparcar el estrés. Aprovecha que existen muchas alternativas para comer sano. Decidirte por ellas no será difícil y harán que no tengas la sensación de que te privas de nada en esta época. Esto es importante, ya que estar en permanente estado de ansiedad por esas prohibiciones, aumenta el estrés y la probabilidad de tener algún «atracón» que otro para calmarlo.

www.lev.es

¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo:

+BELLEZA

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS