Dolores Cortés, presentó bajo el nombre de Renau sus propuestas para el verano 2021 en MBFW MADRID

Dolores Cortés presentó en la MBFW MADRID, recreando una piscina al más puro estilo años 30’s con una cuidada puesta en escena.

La colección toma como referencia la valencia de los años 30, donde surgen algunos ejemplos de arquitectura racionalista ligados a tipologías que se identifican con el modo de vida moderno.

El prestigioso Balneario de las Arenas es una de estas primeras construcciones al aire libre donde la gente había cogido la costumbre de los baños de mar.

Las piscinas de las Arenas fueron inmediatamente conocidas gracias al excelente cartel que Josep Renau diseñó para su inauguración en julio de 1934, utilizadas el año siguiente como sede de los campeonatos nacionales de natación.

Tomando como punto de partida el espectacular balneario y la obra de Renau, Dolores Cortés recrea dos ambientes dentro de su colección, una parte inspirada en el día a día en la piscina y otra mucho más nocturna.

El primer bloque dinámico, de un fuerte sentido ergonómico, con diseños y detalles constructivos procedentes de la arquitectura naval nos sumergen en un estilo navy revolucionado que fusiona nostalgia y modernidad de atractivos estampados entre los que destacan los prints de nadadoras.

Unas piezas versátiles que van desde los bañadores de inspiración deportiva, a los vestidos de patrones relajados y con mucha caída.

Dolores Cortés da paso después de esta línea a una más nocturna y sofisticada que nos sumerge en un universo de destellos con laminados y detalles de plásticos efecto tornasol. Líneas puras y formas geométricas de caracter Constructivista con detalles y guiños al Art Decó, que establecen una dicotomía de estilos artísticos.

La gama cromática que la diseñadora utiliza está muy marcada por la tríada compuesta por azul navy, blanco y rojo anaranjado que evolucionan hasta tonos gelatto, amarillo, rosa, malva y plata con bordados 3D iridiscentes que simulan los reflejos del agua para el baño de noche.

Como broche final, el desfile se cerró con un bañador que la diseñadora creó en 2012 para el Equipo Nacional de Natación Sincronizada y su participación en los Juegos Olímpicos de Londres con los que se obtuvo la medalla de plata. Bañador que toma como referencia las escamas de un animal marino realizado con material efecto espejo a modo de escamas y que se convirtió en todo un icono.

Comparte este artículo

+DE MODA

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS