Egun-On, el formidable templo gastronómico de Barajas

Un pequeño gran restaurante con esencia gallega y alma de txoko.

Texto: Ana S. Diéguez @intense_comunicacion
Fotos: Ricardo Arranz
taberna-los-gallos-planta- superior

No muchos restaurantes pueden presumir de tener más de dos décadas de vida y continuar cumpliendo años solemnemente.

Egun-On, el sensacional paraíso gastronómico de la localidad madrileña de Barajas, celebró el pasado mes de septiembre su vigésimo tercer aniversario, y nos continúa deleitando con una rotunda propuesta culinaria que no tiene desperdicio.

Una cocina de producto, honesta y rotunda, que siempre está a la altura de los paladares más selectos.

Al frente de Egun-On, el imparable Edu Collado se mueve pizpireto por su pequeño local, atendiendo mesas, saludando a los clientes y cocinando deliciosos bocados que ya han cosechado una fiel clientela.

Este encantador restaurante con sabor a Galicia y alma vasca, abrió sus puertas allá por 1999 sin más pretensiones que servir ricos platos a familiares y amigos. Su artífice, el progenitor de Edu Collado, no tuvo más remedio que abrirlo al público por petición popular y hoy, nada más y nada menos que veintitrés años después de su apertura, es su hijo quién lo gestiona.

El local es muy pequeñito, cuenta con tan solo seis mesas y una agradable terraza a pie de calle, pero a pesar de sus reducidas dimensiones, esconde tras su fachada una gran esencia. En la carta de Egun-On encontramos apetecibles recetas que parten siempre de las mejores materias primas y aderezan con su ingrediente mágico, grandes dosis de cariño.

Nosotros comenzamos probando dos originales variedades de croquetas. De rabo de toro con mermelada de piparra y de pulpo con kimchi. Difícil decir cuál de ellas nos gustó más. Las dos estaban verdaderamente sabrosas, recién hechas, y absolutamente deliciosas. Seguimos con unas maravillosas almejas a la marinera con emulsión de txacolí, probablemente de las mejores que hemos probado hasta la fecha. Con una untuosa y riquísima salsa, que invita a mojar descaradamente, sin duda, se trata de un imprescindible cuando se visita Egun-On.

No podíamos dejar de pedir su, ya famoso, pulpo a la brasa con queso de tetilla y patatas revolconas. Uno de los platos estrella de Egun-On, que es un verdadero espectáculo. Equilibrado, rotundo y sublime, nos conquistó nada más probarlo.

El siguiente plato que pedimos fue el tartar de atún rojo salpimentado con aceite arbequina y tierra de aceituna negra. Un productazo de primera, que acompañamos de unas curiosas regañas de algas que le aportan al plato un acertado punto crujiente y recalcan ese sabor a mar que nos traslada a esos, ya olvidados, días de verano.

Para terminar, y antes de pasar a los postres, Edu nos sorprendió con un magnífico bacalao de Islandia a la bilbaína. Tierno, delicado y seductor, nos pareció una delicia en toda regla.

Rematamos nuestra visita a Egun-On con dos fantásticos postres caseros, el brioche con helado de queso y la tarta de queso azul, sin duda el broche final perfecto para una inolvidable experiencia gastronómica.

Egun-On, un íntimo y encantador oasis gastronómico nos aguarda en Barajas con una excepcional propuesta culinaria que no tiene desperdicio. Sin duda, un imprescindible para los amantes de la buena mesa. Un consejo útil, no olvidéis reservar si queréis garantizar vuestra mesa.

Egun-On

Dirección: P.º del Zurrón, 31,
28042 Madrid
Teléfono: 913 29 01 11
Precio medio:  40€
https://restaurante-egun-on.negocio.site/

¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo:

+LIVING

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS