El más natural. El color nude, beige, arena, los tonos que evocan tierra y “no color”

Se ha convertido en el color comodín de muchas temporadas y esta primavera marca de nuevo su fuerza en looks elegantes y sofisticados, sin perder de vista a looks muy sobrio con un toque bohemio o chic. 

Elisabetta Franchi. Vestido de tul con corpiño de copas y drapeado cruzado en la parte delantera.
Elisabetta Franchi. Vestido de sirena Red Carpet con nudo central.
Malne. Mono largo de artesanía pura en materiales y producción con un toque muy femenino. 
Teresa Helbig. Vestido largo con volantes, aires románticos con un toque bohemio.
Andrés Sardá. Conjunto lencero con puntillas y aros.
Lebor Gabala. Un guiño a los 70 y aires ibicencos en tejidos y en patrones. 
Cortana. Falda tobillera de talle alto en lino color desert.
Marciano by Guess. Vestido sin hombros, manga corta y acampanado.
Sandro París.  Vestido corto de punto de cuello alto, manga corta y eváse con botones automáticos.
Pikolinos. Bolso de piel de vacuno con asa para el hombro. 
Miuur. M es el modelo icono de la firma. Bolso confeccionado en suave piel de becerro italiana. Tanto la bandolera como el asa de mano son extraíbles.
Jimmy Choo. Zapatos de salón destalonados en piel repujada de serpiente Karung.
Sandro París. Botines elásticos de piel con suela dentada y corte con punta floral y detalle metálico. 
Sandro París. Zapatillas en tono natural con pespuntes como detalle y plataforma, aptas para cualquier trendy look. 
¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo:

+DE MODA

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS