Jesús Romero, de aprendiz a educador

Peluquero aragonés, uno de los profesionales más importantes de España, empresario de Peluquerías Romero, al frente de la Escuela Pivot Point de Zaragoza y miembro de la Fundación Guillaume.

¿Cómo se hace peluquero Jesús Romero?

En mi familia soy segunda generación junto con uno de mis hermanos y primos, lógicamente, es algo que hemos vivido desde pequeñitos, y aunque tenía otras inquietudes, decidí probar el mundo del la peluquería, el cual me atrapó y desde hace ya casi 20 años se ha convertido en mi día a día.

¿Qué dirías que ha sido lo mejor en tu profesión durante todos estos años?

Tengo la suerte de poder decir que he realizado prácticamente cualquier labor que mi profesión me permite, he trabajado en unos 20 países diferentes hasta la fecha, muchas formaciones de forma constante a nivel nacional, sesiones de fotos, cursos, desfiles, jurado en eventos internacionales, labores de comercial, desarrollo y prueba de productos y un largo etcétera. Tengo la suerte de tener una larga lista de amigos de profesión por todo el mundo y quizás este es el punto que más valoro.

¿Cómo ves el nivel de las nuevas generaciones de la peluquería?

En España, podemos presumir de un nivel general de peluquería altísimo, somos varias las firmas que trabajamos a nivel internacional de forma constante, en todo tipo de eventos y premios, y dentro de este grupo, encontramos unas nuevas generaciones con una gran formación detrás que en el futuro sin duda dará mucho que hablar.

Dentro de la nueva realidad, ¿como afrontáis el futuro en Peluquerías Romero?

Con una gran incertidumbre como todos, sufrimos un  cambio muy importante en el consumo en general y esta nueva realidad nos está exigiendo a todo el comercio, autónomos, pequeños empresarios y trabajadores un esfuerzo extra que esperamos de corazón pase lo más pronto posible. Adoptamos unas medidas de higiene muy exigentes, ofreciendo un servicio con un entorno seguro. Creo que las peluquerías en general estamos haciendo un gran trabajo en este apartado, sufriendo mas por espacio los centros más pequeños. Lamentablemente vamos a sufrir muchos cambios, en todos los aspectos, pero queremos seguir y ofreceremos el mejor servicio como siempre a todos los clientes que confían en nuestra firma.

Trabajo como formador, o estilista en un salón de peluquería, ¿con cúal de los dos trabajos te quedas?

Los dos, es más, considero necesario como formador, no perder el contacto con el mundo real, con el trabajo en el salón. Se puede compaginar perfectamente la una con la otra, tengo mis clientas de hace muchos años que no quiero perder y al mismo tiempo disfruto formando a todos los niveles desde lo más básico a formación continua de profesionales.

¿Qué te queda por hacer?

Sinceramente no lo sé, cada nuevo año presenta nuevos retos, nuevas oportunidades y nuevas experiencias, que en cierto modo se ha visto frenado de golpe debido a la pandemia que vivimos actualmente. con 34 años ya he realizado más de lo que me podría nunca imaginar, así que todo lo que venga nuevo, lo afrontaremos con ilusión e intentaremos aprender de ello.

www.peluqueriasromero.es

Comparte este artículo

+BELLEZA

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS