Las 8 claves del Café Run Run Run

Firmado por el famoso arquitecto Andrés Jaque, este invernadero es todo un homenaje al diseño actual en una perfecta convivencia con la gastronomía más healthy.

Ubicado junto a cuatro complejos deportivos en el madrileño barrio de Vallehermoso, se convierte en una parada obligatoria para runner y amantes de la vida sana que busquen un lugar en el que repostar. “Una infraestructura que permite convertir la calle en un campo de juego y de entrenamiento”, explica Jaque.

El local está organizado como un gran invernadero con cocina abierta en su centro, donde cualquiera está invitado a sentarse a comer en la misma mesa en la que los cocineros trabajan.

Distribuido en dos plantas, la superior da la bienvenida al comensal de forma alegre y colorista, invitando a explorar cada rincón del espacio, mientras que la inferior destaca por su gran luminosidad y por la agitada vida de la barra, donde se reúnen deportistas, vecinos, comensales y el personal.

El restaurante café Run Run Run, se ha convertido en un punto de encuentro para ‘runners’ y gente con el deseo de llevar una rutina de alimentación sana. Hostelería sostenible, desde la carta hasta el espacio. Andrés Jaque, el afamdo arquitecto que firma este café, resume en ocho claves por qué café run run run se convertirá en la dirección más cool y saludable del otoño:

  1. El poder de la arquitectura como diseño. “La capacidad de reinventar el día a día, multiplicando el espectro de los posible. café Run Run Run no repite ningún modelo previo. Cada elemento ofrece experiencias singulares”.
  2. Ecosistema entre humanos y no-humanos. “Es mucho más que un café o un restaurante. Es un hibrido de granja urbana, un club deportivo que permite explorar la ciudad corriendo; donde cuida tu alimentación y conoces a otras personas que comparten actitudes.
  3. Una ubicación singular. “Café Run Run Run es una technocabaña insertada en una estructura ortogonal. Y se percibe como un espacio de excepción”.
  4. Combinación de materiales. “Hoy en día la belleza es el encuentro de lo diferente. Los mármoles conviven con las resinas naturales y con los leds de colores. Café Run Run Run tiene dos partes. La primera, es una gruta cubierta de espuma de celulosa dorada. La segunda, es un gran invernadero en el que los jardines suspendidos se reflejan en el juego de las peceras curvadas”.
  5. Un café con huertos colgantes. “Todo el perímetro del restaurante está ocupado con un huerto colgante, en los que crecen una parte de los ingredientes de lo que se come. Yo no me canso de ver cómo va creciendo”.
  6. El secreto de Café Run Run Run. “El verdadero secreto de un restaurante es el mimo con el que cuidan las materias primas. Café Run Run Run lleva esto al extremo”.
  7. Dos plantas conectadas. “Las dos plantas del local se conectan por una escalara con una losa helicoidal hormigonada en una sola pieza, sin apoyos intermedios, como si flotara en el espacio”.
  8. Las sillas-ladrillo. “Toda persona que las ve se queda enamorada de ellas. Es alucinante la cantidad de peticiones que recibimos cada semana. El que quiera una silla, que nos escriba”.

officeforpoliticalinnovation.com/

Comparte este artículo

+DECO

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS