Le Male asciende a capitán con Le Male Le Parfum de Jean Paul Gartier

El marinero más sexy del planeta… ¡Ha ascendido a capitán! Le Male cierra su 25 aniversario con el lanzamiento masculino más esperado.

¡Se avecina movimiento en la cubierta!
¡El marinero más
sexy del planeta ha ascendido a capitán!

Una promoción que merece los hurras de la tripulación.
De la popa a la proa, todos lo aclaman.
Nuestro tórrido e irresistible marinero ha surcado los siete
mares… Caldea el ambiente a bordo… ¡y en sus incontables escalas! No es casualidad que sea el héroe del barco… El que fue el ídolo de la sala de máquinas, que se enjugaba la frente con el dorso de la muñeca, destila ahora elegancia y zalamería en la cubierta, con el torso desnudo acariciado por el viento. Oficialmente oficial, en sus labios siempre se dibuja una mueca seductora, tan sensual que agita hasta el oleaje… Ahora es él quien fija el rumbo desde el timon de proa. Los botones de su chaqueta saltan al ritmo de su respiración. ¡Esto promete!

RUMBO HACIA ÉL

Siempre ha hecho gala de un gran corazón. Por eso, le daría pena no mostrarlo y deja su chaqueta abierta.

Seductor a fuerza 9, viento de cara y dispuesto a explorar nuevas tierras. Luce su chaqueta con una distinción natural que desafía la razón. Vestido para levar anclas con la mayor elegancia del año.

RUMBO HACIA EL JUGO

Es una exquisita amenaza de tormenta.
El viento cálido proviene del cardamomo y atrapa las nubes. La brisa de lavanda asciende del sur por las bajas presiones. Nubes de vainilla en copos discretos para aderezar el séptimo cielo, oriental y amaderado.
Perfecto para desconcertar a todo el mundo… ¡Una aventura!

RUMBO HACIA EL FRASCO

Y dijo: «¡Esta camiseta de rayas me la puedes hacer en negro?». ¡Dicho y hecho! El capitán deja claro su buen gusto. Con un traje casi de noche se dirige a la cubierta. Con el buen humor que desprende, convierte el trabajo en una experiencia placentera que se asemeja incluso al amor.

RUMBO HACIA LA CABINA

El estuche del perfume representa su nueva cabina. Repleto de curvas, como su barco. Lacado como una cubierta, negro como la noche, un cordón dorado como en los trajes de gala.

¡Qué lejos queda el catre del marinero…! Nuestro viajero le ha cogido gusto al lujo.

RUMBO HACIA LA SALA DE MÁQUINAS

El rocío incandescente de Le Male es obra de los perfumistas Quentin Bisch y Nathalie Gracia-Cetto. Van a vivir una experiencia a bordo. Ya nos contarán!

#WelcomeOnBoard #LeMale 

Comparte este artículo

+BELLEZA

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS