‘Mamotreto, criado por la abuela’, el renovado delivery de PRÍSTINO

Adaptado a los nuevos tiempos, el servicio traslada la cocina tradicional y la esencia del madrileño restaurante allá dónde el cliente desee.

En origen, mamotreto significa ‘criado por la abuela’ y ése es el espíritu del renovado delivery de PRÍSTINO. Su apuesta no es un servicio más de entrega de comida a domicilio, porque Matroteto es tan singular como el restaurante y reivindica los mismos valores: cocina tradicional, honesta, que reconforta y que apetece cada día, ¡después de probarla, el comensal se siente mejor!

Todo ello siempre a partir de una materia prima excepcional y seleccionada atendiendo a la temporada. Como antes, como esa forma de alimentar de las abuelas, porque PRÍSTINO también reivindica alimentos cercanos, pero casi olvidados, por muchos desconocidos y por una gran mayoría, añorados. En definitiva, idéntica esencia define a este renovado servicio de delivery que se adapta a los nuevos tiempos: ‘Mamotreto, criado por la abuela’.  

Desde su apertura a finales de 2019, PRÍSTINO se he convertido en referencia gastronómica de Madrid. No ha sido a través de revoluciones culinarias sino reafirmando lo que siempre funcionó y que quizá durante un tiempo se dejó a un lado: la escuela, formas y costumbres de los restauradores de toda la vida, aquellos con carisma, vocación y pasión por su trabajo. 

Platos exclusivos

Gracias a Mamotreto, los clientes podrán seguir disfrutando de platos de la carta del restaurante convertidos ya en clásicos como: las croquetas melosas, las patatas bravas, la ensaladilla rusa, los torreznos o la tortilla de patata, pero también se pueden degustar los célebres, suaves y deliciosos callos de morro y pata de cocción lenta, o el ragú de jabalí con patata paja.

Y como novedad, otras propuestas se han creado única y exclusivamente para ser degustados allá dónde el cliente decida. Por ejemplo, el cachopo de ternera con cecina y queso azul -bien azotado-; el pollo asado en carbón de encina y sarmiento; o el filete ruso entre panes. Como broche final, no faltan postres como el helado de violeta y el mousse de madroño, ambos son un dulce homenaje a Madrid y sus tradiciones. 

PRÍSTINO reivindica las relaciones próximas, la vida en el barrio, en la comunidad y en la ciudad de Madrid. Así, ha alcanzado un espacio importante en el barrio de Almagro, en Chamberí, y pensando en los clientes fieles y que están cerca, Mamotreto también está disponible para recoger en el propio restaurante, tras solicitarlo telefónicamente:  917 373 640. El pedido para entrega a domicilio se realiza a través de la página web: 

https://www.covermanager.com/go/restaurante-pristino/es

PRÍSTINO

Paseo de Eduardo Dato 8, Madrid 

917 373 640

www.restaurantepristino.com

Comparte este artículo

+LIVING

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS