Moda Sostenible; Idawen

Lara y Carlos, grandes amantes de la naturaleza, son los fundadores de la firma española de ropa deportiva sostenible.

Lara y Carlos se definen como grandes amantes de la naturaleza. Su actual oficina está ubicada en medio de un gran bosque a la orilla del mar (en Nigrán, Vigo). Ese entorno está en la esencia de la marca y ha sido lo que ha marcado los destinos de ambos.

Lara Herranz es madrileña. Hija de un empresario, es la menor de cinco hermanos, que han crecido en una familia en la que el emprendimiento era algo cotidiano. Desde muy pequeña desarrolla su faceta creativa a través de todo aquello que tenía a su alcance, desde la pintura y el teatro hasta el patronaje. Lara recuerda ahora con cariño las clases de costura, en las que no siempre se porta bien, de su colegio francés.

Esta inquietud, unida a su formación, es lo que le impulsó a su incorporación al mundo profesional implantando el sistema informático judicial en toda España y, después, ofreciendo soluciones de integración y desarrollo tecnológico en otras entidades como equipos de fútbol de primera división, empresas de moda, distribución…

Carlos Martínez nació en Vigo y, a excepción de un breve periodo de tiempo en que cursó estudios en Madrid, siempre ha vivido en su tierra porque la cercanía  del mar es una necesidad vital para él.

Para él, el estilo de vida que puede tener en una localidad más pequeña es algo fundamental, la búsqueda de la tranquilidad y el permanente contacto con la naturaleza. Hijo de un pequeño empresario gallego, Carlos estudia empresariales “a diferencia de otros compañeros que lo hacían por pensar que con esa carrera encontrarían trabajo, por vocación”. Desde muy pequeño tuvo la certeza de que en algún momento tendría su propia empresa.

Como pasa en casi todas las cosas importantes, por casualidad comienza a trabajar en una consultoría tecnológica, de sistemas de gestión, que le proporciona grandes conocimientos en diferentes áreas empresariales, desde la producción, gestión de recursos humanos o financiación.

Desde sus etapas profesionales previas, Lara y Carlos ayudaban a una amiga con la fabricación de bolsos a partir de lonas recicladas. Es en 2014 cuando lara interpreta el Ere de su compañía como una oportunidad para hacer lo que siempre ambos habían querido: montar su empresa. Así nace Idawen, con la vocación de crear algo con sentido, una marca que vaya más allá de la mera fabricación de un objeto, y en la que tuviesen la posibilidad de participar en todos los procesos.

Destacan que los inicios fueron apasionantes, ilusionantes, pero el camino ha sido duro. nada de lo que previamente había hecho les ha enseñado y enriquecido tanto como esta etapa al frente de su propio negocio, pero nada ha sido nunca tampoco tan duro.

¿Repetirían la experiencia? seguramente sí, pero tardarían unos minutos al menos en dar esa respuesta afirmativa. A lo largo de este tiempo han visto cómo proyectos estupendos se quedaban por el camino ante la imposibilidad, por ejemplo, de conseguir una financiación que garantizase el tiempo mínimo para hacerlo viable, han aprendido a nadar en aguas muy revueltas, como la actual situación, reinventándose y adaptándose de forma ágil y sensata a las nuevas circunstancias, y siempre, sin perder la esencia que les empujó a crear Idawen.

Ambos son amantes del deporte, la naturaleza y los animales. lara desde su juventud, practicaba todo tipo de actividades deportivas al aire libre, desde el esquí al running, senderismo o pádel, y carlos, siempre eligiendo el medio acuático, su amado mar, como pista de entrenamiento, con deportes como el Kite surf o Windsurf.

idawen.com

Comparte este artículo

+DE MODA

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS