La pandemia acelera los cambios en el diseño de interiores y fusiona oficinas, viviendas, hoteles y tiendas

¿Cómo ha influido la pandemia en los espacios en los que vivimos? Esta es la pregunta que trata de responder “The new habitat. Los espacios que habitamos en la realidad pospandémica”, un estudio realizado por APE Grupo, en colaboración con future-A, y que nos arroja luz sobre la dirección que están tomando estos espacios. 

 «More than an office», espacios de trabajo flexibles y saludables.

Muchas empresas han optado por un modelo híbrido entre teletrabajo y oficina, de ahí que el 37% de los profesionales del sector crea que la oficina será el espacio más importante para aplicar criterios de flexibilidad. Las oficinas se transformarán en “Hub & spoke”, espacios que fomentan el trabajo colaborativo y que generen interacción, y que se dividirán en zonas destinadas a diferentes usos.

La crisis sanitaria también ha puesto de manifiesto la importancia de crear espacios de trabajo saludables que apoyen el bienestar físico y emocional, de los usuarios de la oficina.

Los centros de trabajo están evolucionando muy rápido hacia la interacción humana como papel vital. Así, las oficinas reconfigurarán su espacio para convertirse en ‘More than an office’, es decir, espacios hibridados con otros modelos.

“Hoffice”, un nuevo paradigma en los hogares

La falta de espacio disponible, la reducción del tamaño medio de las casas o la introducción de nuevas funciones en el hogar se unen a estilos de vida más dinámicos y cambiantes, que obligan a las viviendas a convertirse en espacios más flexibles.

La introducción de conceptos como el Hoffice, obligará a planificar los hogares en torno a la conciliación del trabajo y la vida personal.

Los arquitectos y diseñadores de interiores priorizan en las viviendas futuras, su apertura al exterior, la flexibilidad en su interior y la sostenibilidad.

“Workspitality”, el teletrabajo como gran oportunidad para los hoteles

Desconectar del estrés mediante la escapada a hoteles que actúan como refugio y aportan un contacto más directo con la naturaleza, coge cada vez más fuerza, y se deja de ver al hotel como un simple destino turístico o de viajes por negocios.

A partir de ahora el hotel se posicionará como un ente participativo, conectado a su entorno y se asumirán nuevas funciones.

Así se generan espacios combinados entre hotel y oficina, donde los cada vez más numerosos teletrabajadores encuentran los servicios adecuados a sus necesidades; es decir, lo que se conoce como “workspitality”.

Espacios “Phigital”, las tiendas como laboratorios de experiencia

La pandemia afectó mucho de primeras a las tiendas físicas, pero con el paso del tiempo han sabido adaptarse a la perfección, reconstruyéndose en torno a la economía digital. Ahora primará la experiencia omnicanal (venta coordinada a través de diferentes canales), de esta forma la tienda física se convertirá en un paso más dentro del proceso de compra, haciendo del comercio un espacio “phygital”.

Los espacios físicos tendrán mayor relevancia en torno al contacto del cliente con la marca y sus valores, convirtiéndose en “laboratorios de experiencia”.

Debido a la pandemia, los consumidores se han desplazado del centro de las ciudades y los centros comerciales a los barrios locales. En el caso de las marcas, les queda demostrar que han tenido en cuenta el estilo de vida y la rutina de los clientes de las zonas o barrios a los que se quiere llegar, adaptando la oferta a la ‘tienda hiperlocal’.

 

¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo:

+DECO

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS