Piscomar, la cocina con alma peruana de Jhosef Arias en el corazón de Madrid

Una auténtica cevichería en La Latina con la genuina esencia de la gastronomía andina.

Ana S. Diéguez @intense_comunicacion
taberna-los-gallos-planta- superior

Las cocinas del mundo están en auge y muy concretamente la peruana.

Una gastronomía rica, sabrosa e informal, que cada día cuenta con un mayor número de adeptos en nuestro país. Ceviches, tiraditos y causas. Bocados repletos de aromas, sabores y matices, que nos hacen viajar en el tiempo, seduciendo nuestras papilas gustativas.

Piscomar, es mucho más que un restaurante. Un maravilloso pedacito de Perú en la capital, donde siempre nos reciben con una amplia sonrisa y ese delicioso pisco sour, que elaboran al momento mientras nos aventuramos en su atractiva carta.

taberna-los-gallos-planta- superior

En la carta de Piscomar, los matices se multiplican por doquier, en un espacio cargado de magia, a orillas de la Basílica de San Francisco El Grande. La gastronomía peruana de Jhosef Arias, engancha desde el minuto cero con su divertida propuesta de corte informal, que resulta ideal para compartir. Con ese propósito en mente, Piscomar nos recibe con un amplio espacio con varios ambientes. Nada más llegar, su llamativa barra nos llama la atención, y junto a ella, unas informales mesas altas que invitan al picoteo, nos tientan a aventurarnos en la esencia de Piscomar.

Una agradable terraza con vistas a la iglesia, un acogedor comedor y además un espacio gastronómico, Bold Kitchen, donde se imparten unos interesantes cursos de cocina. Todo ello contribuye a perfilar un restaurante que se adapta a cada ocasión y donde el disfrute está siempre asegurado.

Al frente de Piscomar el jovencísimo chef Jhosef Arias, plasma la pasión que siente por su profesión y nos conquista con una propuesta fresca e innovadora, que logra reinventar la gastronomía peruana. Un apasionado de su profesión que vivió su infancia entre fogones a las faldas de su madre, donde aprendió el oficio con el que a día de hoy se ha forjado una exitosa carrera profesional.

En nuestra primera visita a Piscomar, que, sin duda alguna, no será la última, comenzamos disfrutando de un refrescante pisco sour acompañado de un original aperitivo de yuca, plátano macho, batata y maíz frito. La mejor forma de calentar motores, que junto con unos sensacionales panecillos de patata con orégano y huacatay (una hierba típica peruana), nos ambientaron inmediatamente.

El ceviche «sabe Perú», que saboreamos a continuación, es un ceviche clásico que nace en el año 2013, y está compuesto por trozos de pescado, boniato, choclo, cancha, cebolla, bañados en leche de tigre y crema de ají amarillo. Continuamos con unas originales conchitas a la parmesana, unas zamburiñas gratinadas con queso parmesano, que acompañamos con la cerveza 88, una bebida diseñada por el propio Jhosef Arias, que, sin duda, merece la pena probar.

No podíamos dejar de probar la típica causa limeña, que preparan con masa de patata prensada con ají amarillo, zumo de lima, bonito, aguacate y salsa de oliva, que dio paso a un riquísimo tiradito de salmón y a una original tapioca de pulpo que nos cautivó el paladar desde el primer mordisco.

El tiradito de toro Nikkei, son unas sabrosas láminas de atún Tarantelo, con trozos de aguacate quemado, cebolla china y leche de tigre oriental, que harán las delicias de los fervientes amantes del atún, aunque lo que más nos sorprendió fue el patuleko. Una excepcional croqueta de arroz con pato cocinada con cerveza, cilantro, crema huancaína y salsa criolla. Tras saborear este pequeño gran bocado, le tocó el turno a la corvina Amaz, que preparan con plátano maduro, con corvina cocinada al horno con zumo de lima y cilantro aderezada con leche de tigre. Un plato sabroso y potente que desembocó en el dulce momento del postre.

Terminamos nuestra visita a Piscomar con un mangocho. Una dulce receta a base de crema de mango, biscocho de cacao y hierbabuena, la mejor manera de concluir nuestro fantástico viaje a Perú, sin salir de Madrid.

Piscomar, es viajar a las ajetreadas callejuelas de Perú y saborear esos ricos platillos, que emanan sabores inconfundibles, de una gastronomía que no cesa de cosechar adeptos. Una cocina auténtica, informal y callejera. Una experiencia que plasma el mestizaje en cada bocado, y nos engancha haciendo que nada más irnos, ya estemos pensando en VOLVER.

Restaurante Piscomar

Dirección: Carrera de San Francisco 15. 28005 Madrid

Teléfono: 910 01 45 97

Precio Medio: 35€

restaurantepiscomar.com

¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo:

+LIVING

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS