Renovarse o morir, entrevista a Rubén Faundez

Con el tesón y la ilusión por bandera, este empresario de moda afincado en Zaragoza, se reinventa tratando de mirar optimista al futuro.

Hablamos con Rubén Faundez que nos cuenta cómo ha impactado esta crisis sanitaria en sus negocios y cuáles están siendo sus mayores desafíos.

¿Crees que esta crisis ha supuesto un antes y un después en nuestros hábitos de consumo?
Por supuesto, la crisis por coronavirus ha supuesto un gran impacto en nosotros y nuestras necesidades haciendo que nos cuestionemos y cambiemos nuestros hábitos de consumo habituales. Con respecto a la moda se ve una clara tendencia hacia la digitalización y la sostenibilidad, la gente se piensa mucho más lo que compra y sobre todo se decanta por prendas que le aporten calidad y comodidad como pijamas, chándales… Ya que es lo que mejor funciona al pasar tanto tiempo en casa.

Como empresario de moda, ¿qué medidas has tomado para hacer frente a esta situación?
Con la revolución digital nos hemos visto obligados a reinventarnos y apostar por el canal online. En cuanto a diseño, también ha habido una actualización de nuestras colecciones optando por diseños con una estética más casual y apostando sobre todo por la calidad de los tejidos para conseguir prendas cómodas y ligeras totalmente compatibles con pasar tanto tiempo en casa.

¿Y qué pasa con el fast fashion? ¿Crees que ha acabado o al superar esta crisis, volverá la manera compulsiva de comprar que existía hasta ahora?
Gracias al confinamiento están surgiendo unos hábitos de consumo basados en una compra más consciente y sostenible y está primando sobre todo la calidad por encima de la cantidad a la hora de elegir las prendas. sin embargo, creo que todavía es pronto para hacer vaticinios, y es posible que esto sea sólo una tendencia temporal y que cuando todo vuelva a la normalidad volvamos a consumir del modo que ya hacíamos. La sociedad española ante un primer impacto negativo se asusta pero también es cierto que olvidamos rápido.

Algún consejo de estilo para introducir la tendencia “comfy” en nuestros looks diarios y seguir viéndonos guapos y estilosos.
El consejo que les daría es que pese a la situación que estamos viviendo, en lugar de renunciar a la moda y verla como algo superfluo, la utilicemos para evadirnos de esta situación y divertirnos.
Apostar por los complementos es fundamental a la hora de levantar un look con una estética más “comfy”, y en este sentido, el uso obligatorio de la mascarilla y su función como medida de protección y seguridad puede transformarse utilizándola además como accesorio de moda.
Yo, por ejemplo, las utilizo con diseños bonitos que permiten mejorar mi apariencia y hacen que me divierta con algo a priori negativo como es la obligación de llevarla.

El mayor desafío y la gran oportunidad de este 2020 han sido para ti…
Como empresario de moda mi gran desafío ha sido luchar por conseguir que mis negocios continuen. Para ello he tratando de reinventarme, teniendo la capacidad de transformar algo a priori negativo en una fortaleza. Por ejemplo, gracias a la revolución digital hemos incorporado forzadamente el canal online en nuestros negocios, algo que nos beneficiará.

En una palabra , ¿qué le pides a este 2021?
Le pido clemencia y que la pandemia y esta situación tan drástica y poco favorable que nos ha tocado vivir termine cuanto antes, pero al mismo tiempo, que no se nos olviden y no queden en balde las enseñanzas de vida y el mensaje tan importante que nos ha traído esta nueva situación. No hay que dar nada por sentado, ¡ni siquiera un abrazo!.

Comparte este artículo

+DE MODA

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS