Restaurante Tajo Bajo, proyecto realizado por Pedro Abuelo Gascón Pag.designstudio

Este restaurante de nombre típicamente aragonés es el último proyecto de decoración realizado para Grupo Vaquer.

En la Plaza de El Pilar abre las puertas este renovado local que aúna en esta reforma el espíritu aragonés entendido y reflejado en la decoración y en la comida. Muchos son los guiños que se muestran en diversos espacios del restaurante donde presidido por un mural de platos de madera con bombillas consigue una sensación de amplitud del mismo.

Una pared completa realizada e ideada por Pedro Abuelo, compuesta por cuberteras con sus correspondientes juegos de cubiertos: cuchillo, tenedor y cuchara en bronce hace de trasera a una hilera de mesas que dejan un pasillo ancho entre una mesita recogida y envuelta por una pared que representada con un dibujo de unos cubierto ha sido realizada por Contiza Rotulación expertos en realizar estas obras de arte en paredes siempre guiados por Pedro Abuelo en su desarrollo más conceptual y en la idea. 

“Los colores juegan un importante papel en el conjunto de la decoración porque recrean los diversos colores del zinc material propio de las cúpulas del Pilar, que se alza delante de la fachada del local”

El mobiliario es un conjunto de mesas y sillas en diversos materiales provenientes de la naturaleza como la madera eneas, el mimbre, las cuerdas… la sensación es de amplitud y de armonía desde la entrada al acortar el local en su longitud y abrirlo con el juego de luces que provoca el neón de la puerta y el mural del fondo que hace que sea inevitable pararse y mirar. Las lámparas del techo que focalizan las mesas llevan un dibujo que recuerda a los típicos mantones de manila, típicos elementos aragoneses.

Los relojes que marcan las horas  representan el eterno paso del tiempo haciendo un guiño a las catedrales que ya se mostraban en los colores del local.Los colores juegan un importante papel en el conjunto de la decoración porque recrean los diversos colores del zinc material propio de las cúpulas del Pilar, que se alza delante de la fachada del local. Azules verdosos, azul grisáceo, óxido, cobre… 

Tajo Bajo representa la tradición, la artesanía, lo tradicional y lo auténticamente aragonés y se representa en unas estanterías repletas e inacabadas de elementos como vasijas, botijos, artesanía propia de la zona y que constantemente irán aumentando las piezas y variando como si de un museo en fase de crecimiento se tratase. 

¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo:

+DECO

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS