Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Santoku, el restaurante con un sorprendente menú omakase por 35€.

Su artífice el joven chef venezolano Gabriel Suárez, vegetariano y autodidacta, jamás prueba los platos que elabora.
Santoku Restaurante Japonés en Madrid

Santoku es seguramente el restaurante más pequeño de Madrid, y muy probablemente de España.

Ubicado en el número seis de la madrileña calle de Lope de Rueda, en su única mesa podremos disfrutar de un menú degustación sorpresa de seis pases que cambian cada tres meses.

Mejor Restaurante Japonés en Madrid

Este diminuto local de apenas veinte metros cuadrados y de estética minimalista, nos adentra en una inolvidable experiencia culinaria en compañía otros siete comensales.

 

En su mesa con capacidad para ocho personas compartiremos velada con desconocidos, que siempre acaban haciéndose amigos, mientras sucumbimos a los encantos del sorprendente menú omakase que su chef, Gabriel Suárez, prepara y explica minuciosamente en cada servicio.

Restaurante Santoku Chef Gabriel Suárez

Santoku, un pequeñísimo gran descubrimiento, que yace solemnemente a orillas del madrileño parque de El Retiro

Y es que, no deja de sorprendernos con divertidas curiosidades. Entre otras, no se puede dejar de mencionar, que su encantador chef y propietario Gabriel Suarez, además de ser autodidacta es vegetariano.

Un apasionado chef que no prueba sus platos y que se deja guiar siempre por la expresión que transmiten los rostros de sus clientes cuando prueban sus originales elaboraciones.

Santoku Madrid Menú Omakase

Una propuesta de seis platos sin postre ni café. Ni falta que hace

Seis platos sorpresa en los que nunca faltan el atún, el foie y la anguila, aunque siempre nos preguntan por alergias e intolerancias para modificar, si fuera necesario, cualquiera de ellos.

En nuestra visita a Santoku, comenzamos saboreando un original temaki de atún. El primer pase de este competitivo menú omakase que, por tan solo 35€, nos adentra en la sorprendente propuesta gastronómica de Santoku.

Continuamos con una castiza gyoza de cocido madrileño. Un divertido guiño a la cocina española que nos conquistó con una deliciosa explosión de sabor en boca, antes de pasar a probar el arriesgado roll de anguila con hígado de pato y salmón, que nos sorprendió muy gratamente tanto por su delicadeza como por su sabor.

Restaurante Japonés en Madrid

El riquísimo bao de salmón que probamos después, nos condujo a su ya famosa, anguila kabayaki que caramelizan con azúcar de caña y que nos preparó el paladar para el último pase.

Terminamos con un divertido nigiri a modo de postre. Elaborado con salmón y coronado con una colorida fresa caramelizada, se convirtió en un seductor dulce bocado para nuestra inolvidable velada en Santoku.

Un broche final perfecto que nos dejó con ganas de continuar probando la propuesta de este original concepto que conquista a todo aquel que lo conoce.

Santoku Madrid Menú Omakase

Santoku, una larga lista de espera y tan solo treinta y cinco euros, tienen la culpa de que aún tengáis pendiente este pequeño gran descubrimiento gastronómico.

¿Aún no habéis reservado?

MAGAZINE

CONNECTA CON

LO + VISTO