Tendencias en maquillaje y pelo 2022 por Rubén Ramos
@theawakingofstyle

La tendencia va en dirección hacia las películas de los 2000. A films como Chicas Malas, un tipo de chica muy fina y natural, que maquilla su piel de una forma sutil. 

Maquillaje a Mariona Casas

Selena Gómez propuso una estética de maquillaje con cobertura ligera, no make up, y Kim Kardashian, todo lo contrario. En 2022 se busca un punto intermedio entre ambas, con cobertura media, suave, que disimule las imperfecciones. El look glowy y luminoso ya no se lleva.

En cuanto a ojos, los delineadores de colores, incluso eye liners bastante pronunciados, pero en lugar de negro, puede ser todo azul, con sombras azules que abarquen todo el parpado, muy de los 2000.

También vienen los metálicos para el ojo, pero un metálico que da la sensación de un párpado natural, que no parezca que te has puesto mucha sombra de ojos, teniendo en cuenta que la tendencia de maquillaje viene a ser muy adolescente, no queremos que se vea muy producido, sino que se vea una mono sombra por todo el párpado que tenga un poco de brilli en una piel muy mate, para crear el contraste de un párpado brillante y lo demás muy matificado.

Ahora veremos el rubor más integrado con la sombra. En los desfiles recientes proponen el rubor más protagonista, no tanto un contouring en tonos tierras, sino hacerlo con el rubor, conectándolo con la sombra, para dar el efecto ochentero, tocado por el sol, que se ha enrojecido un poco la piel en toda la sien, el pómulo y un poquito la parte superior de la frente. 

Y más detalles inspirados en los 2000 son las perlitas. En el desfile de Burberry hemos visto que los detalles de ponerse perlitas en el pómulo en en el párpado superior, inferior o lagrimal, regresan. Esos detallitos, con un punto de glamour adolescente, lo vemos de vuelta. 

Maquillaje efecto filtro en versión relajada a Claudia Nelson. Fotos por Fredrik Grundsø.

Como las sombras ahora serán monocolor, de un solo tono, sencillas, aplicadas por todo el párpado, el labio es más protagonista. Se fusiona la tendencia de una sombra, casi aplicada con el dedo solamente en el párpado móvil y extendiéndose hasta la sien, ya sea con color o brillo, con un labio más destacado, ya que estas dos tendencias quedan bien juntas, como lo hemos visto en el desfile de Balenciaga.

Maquillaje inspirado en los 90 a la influencer Alba Duch. Fotos de Claudio Vighetto.

Venimos de un flequillo poco abultado y pequeño, y vamos a uno de mucho volumen y espesor, como vemos en las pasarelas o en los estilos de muchas celebrities. También regresa el volumen en el pelo. El fluffy hair no ha hecho su entrada triunfal en 2021, solo se ha dejado ver, pero ahora llega con fuerza. Y en este caso no va a ser tanto un fluffy hair con raya en medio, sino al lado, muy inspirado en los 90. 

Algo que viene muy fuerte es el mullet, pero va a transicionar un poco al ziggy space mullet, que no tiene los lados tan rapados, no es tan quinqui, sino más largo por todo incluso por detrás, que se fusiona incluso con el wolfcut, y recuerda mucho a los 80 y al peinado que llevaba David Bowie.

Vuelven también las trenzas. Las tendencias no las pone ahora sólo Estados Unidos. Vuelve el estilo adolescente de los 2000, pero en una versión revisada, con influencias multiculturales. Van a haber muchas trenzas pegadas, combinadas con estos maquillajes, coletas con trenza… La trenza vuelve mucho, pero no una despeinada boho, sino muy multicultural.

En cuanto a color, vuelve la tendencia más natural. El rubio de Una rubia muy legal va a venir junto al fluffy hair, pero recordemos que la tendencia viene muy inspirada por las películas de adolescentes de los 2000. Veremos rubios con mechas, no decoloraciones totales, con un rubio platino, sino serán más mechados, que parezcan naturales, rubios castaños. Vamos en dirección a los cálidos, marrones naturales que con el sol se vean dorados o rubios dorados. 

Por último, el boob también viene fuerte y bastante corto, no el de los 2010 que eran más largos, como el de Alexa Chung, sino más parecido a lo que llevaba Victoria Beckham a principios de los 2000, muy corto a la altura de la mandíbula, aunque siempre revisado, porque con el tiempo hemos aprendido de nuestros errores. 

¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo:

+BELLEZA

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS