Teruel acoge los primeros apartamentos turísticos dedicados a U2

Los nuevos Apartamentos One incluyen 7 alojamientos, cada uno de ellos denominado y decorado según un momento crucial del grupo.

Ya no es necesario viajar a Dublín y alojarse en el Hotel Clarence, propiedad de Bono y The Edge, para sentir la presencia de la banda irlandesa U2. En Teruel, Miguel Ángel Labrador, dueño del mayor pub del mundo dedicado al grupo de rock alternativo, ha dado un paso más al abrir el primer alojamiento temático.

Los Apartamentos One no solo recuerdan una de las canciones más famosas de U2, sino que cada uno de sus siete posibles alojamientos evocan en su decoración y estética una época concreta del grupo.

Por ejemplo, en el ático se encuentran los apartamentos superiores, Vertigo y 360 grados. Vertigo homenajea al tour con el mismo nombre celebrado por la banda entre 2005 y 2006 y con tres paradas en España (Barcelona, San Sebastián y Madrid). El apartamento tiene capacidad para 4 personas y dispone de las máximas comodidades y de una cocina totalmente equipada. Como el resto de espacios, sus paredes combinan piedra y madera, con techos vigas vista, y una moderna decoración actual solo salpicada con cuidadas imágenes y paneles de la banda.

El apartamento mide 48 metros cuadrados a los que suman los 12 de una terraza con vistas preferentes a la torre mudéjar de El Salvador.

Y es que esta es otra de las peculiaridades de los Apartamentos One: su privilegiada ubicación. El edificio que los acoge es del siglo XIX y ha sido totalmente reformado. Se encuentra en pleno centro histórico de la capital del mudéjar y pegado a uno de sus símbolos más famosos, la Torre de El Salvador, que prácticamente se puede tocar desde la terraza.

“Cuando nos planteamos la reforma del edificio, pensamos en respetar el aire rústico propio del entorno en el que se encuentra, pero aportándole la comodidad y modernidad actual. A ello le sumas la fuerza de la banda irlandesa y creo que finalmente ha resultado un alojamiento difícil de olvidar”, explica Labrador.

El otro ático, junto a Vértigo, lo ocupa 360 grados, nombre de la gira más grande de la historia, con 110 conciertos en 4 continentes y 7,2 millones de espectadores. Del mismo modo que el tour de la banda, el apartamento homónimo es imponente. Se trata de un dúplex de 96 metros cuadrados, con jacuzzi, pensado exclusivamente para parejas, con  una terraza de 23 metros, que también asoma al privilegiado paisaje de la torre mudéjar.

Los otros cinco apartamentos recuerdan a correspondientes discos de la banda. Desde su debut con Boy hasta el considerado como su mejor álbum, The Joshua Tree, que marcó a toda una generación con singles como With or Without You oI Still Haven’t Found What I’m Looking For.

La reinvención de U2 en Achtung Baby, el arriesgado POP o el experimental Zooropa dan nombre al resto de alojamientos ubicados en la llamada ciudad del amor, conocida por su arte mudéjar, sus Amantes y sus leyendas. Un enclave que seguramente sorprendería a los autores de Where the Streets Have No Name. Sin embargo, la capital española más pequeña en cuanto a población acoge sorprendentemente el mayor pub del mundo dedicado a la banda. 

Cuatro cabezones, dos de ellos firmados por Adam Clyton y por Bono, guitarras exclusivas, discos únicos y fotos y más fotos, hasta relojes parados a los once (por 11 O’Clock Tick Tock) abarrotan las paredes del Flanagan’s, cuyo propietario, Miguel Ángel Labrador, es un fiel seguidor y admirador de U2 y, por ello, junto con su familia decidió ir creando una colección de la que ahora se puede disfrutar en el que es el mayor museo sobre U2 del mundo.

Alojarse en uno de los Apartamentos One y beberse una pinta en el Flanagans forma parte de todo aquello que no puedes dejar atrás, como dirían a sus fans Bono, The Edge, Clayton y Mullen.

Comparte este artículo

+LIVING

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ESTILO DE VIDA DIRECTO A TU MAIL

+ARTÍCULOS